Tiempo de lectura: < 1 minuto

Tomar anticonceptivos y vacunarse no demostró un mayor riesgo de trastornos en la coagulación, según lo observado en varios países. Particularmente, un estudio lo demostró para AstraZeneca y Pfizer.

Los anticonceptivos hormonales se basan en versiones sintéticas (artificiales) de las hormonas y utilizados correctamente evitan los embarazos. Estos tipos de anticonceptivos incluyen por ejemplo las pastillas, parches y anillos.

En relación al riesgo de trombosis (formación de coágulos sanguíneos) por las vacunas contra el virus SARS-CoV-2, la Asociación Médica Argentina de Anticoncepción (AMAdA) indicó que NO hay que dejar de tomar los anticonceptivos para poder vacunarse, ya que tomarlos y vacunarse no representa un riesgo mayor para el desarrollo de trombosis según lo observado en varios países.

En el Reino Unido se informó que no hay evidencia de que las personas que toman anticonceptivos hormonales tengan más problemas de coagulación que el resto de la población luego de darse vacuna contra el SARS-CoV-2.

Además, un estudio en Italia evaluó la coagulación de personas vacunadas con las vacunas de AstraZeneca o de Pfizer y mostró que NO hay diferencias en la capacidad de coagulación de las personas que toman anticonceptivos respecto al resto de la población.

¿Querés compartir lo que leíste?